1 oct. 2012

Últimamente me pasa que tengo ganas de dejar todo.
Dejar esta habitación, esta casa, la familia, los amigos, las responsabilidades, el cuerpo... dejar de respirar.
Solo escucho reclamos, lo que hago mal, lo que  quieren, lo que debería hacer, insultos, gritos, reproches y demás...
Tengo ganas de desaparecer y dejar de escucharlos a todos. De que se olviden mi nombre, mi cara, mi voz y que hagan de cuenta de que nunca nos vimos.
Y es que últimamente ya no soporto mas nada y quiero mandarlos a todos a la mierda.  
Quiero un momento de locura... de destrucción...

No hay comentarios:

Publicar un comentario