30 ene. 2012

Nunca te nombro.
Porque con solo decir tu nombre los colores suben a mi cara y me pongo nerviosa.
Hoy tu nombre me salio en todo momento. Como si fuera natural.
Es como si te llamara.
Te extraño, mucho mucho.
Quisiera evitar pensar tanto en vos y dejar de nombrarte pero no puedo.
Te extraño, te extraño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario