4 ene. 2012

En el momento que fui el segundo plato.... mi corazon se comprimió tanto tanto tanto...
En mi vida solo confié en un hombre y lloraba amargamente cuando me daba cuenta de que solo era el segundo plato.
Es un agujero sin fondo. Por mas que trato de evitarlo... en el momento que siento eso...
Trago agujas, dejo de sentir y ya no quiero nada.
Yo no soy el segundo plato de nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario