17 oct. 2011

TOXIC

No hay palabras.
Nada alcanza para explicar las sensaciones en mi cuerpo.
Pedía a gritos que me injectaran ese veneno.
Deseaba tanto sentirlo.
Muchas emociones juntas. Placer.
El veneno entro por mis oídos y se esparció por todo mi cuerpo.
Reia y lloraba mientras apretaba tu mano.
Me retorcía de placer.
Era eso lo que sentía.
Omega, tirada en el puff, sentir como mi cerebro se fundía, mi corazón explotaba
y solo eramos las dos y ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario