10 abr. 2011

Estaba llorando.

Y yo también.

Duele.

Yuu, tú me confundes... deja de llorar idiota... deja de ovillarte.

Ah... ah-ah...

Espérame aquí Yuu. No te muevas.

No fue casi nada.

Al regresar él me puso los zapatos y sentándose a mi lado se quedo en silencio esperando... ¿qué estaría esperando?

Suspiré cansado y oculte la cara en mis brazos.

Antes de quedarme dormido pensé que... Takashima a pesar de ser un puto gay es algo diferente que los demás maricas que he conocido.

Le di una última mirada y descubrí que él también buscaba algo en mí.

La cabeza dolía... ya no sentí mi cuerpo.

Pero estaba acompañado... de la persona a la que odié.

No hay comentarios:

Publicar un comentario