10 dic. 2010

Creo que nunca me senti tan mal con respecto a mi cuerpo.
Odio todas sus fallas, jamas crei que me haria sentir tan mal no tener pecho, cintura, ser delcaga o tener unas piernas decentes.
Si hoy tubiera la plata iria corriendo a operarme.
Que mal... que mal mal mal.