26 sept. 2010

Ultimamente mis ensoñaciones son cortas, son como choques.
Mis sueños son lugares oscuros, en una esquina yo y del otro lado otra persona, un hombre. Entran y me torturan.
Mis despertares están cargadas de frustraciones que lentamente se van con la mañana.
El resto del día me siento feliz.
La noche me pega y me deprime.

Solo unos días mas.