2 jul. 2010

Te presto otro.

"Querida, ¿por qué tú? ¿Y quién iba a contarnos del dolor con tanta realidad y verso, si no tú? ¿Y quién podría darle forma de poesía a una lágrima perdida, si no tú? ¿Y quién mejor para Dios que tú para hablarles a los comunes del dolor que él sintió el día que vio a su hijo morir por nosotros? ¿Por qué tú? Porque en medio de la devastación tú sigues siendo preferida".

De Montaner para Poldy

No hay comentarios:

Publicar un comentario