26 mar. 2010

Ah...


Señor es muy lindo de su parte alagar mis labios y mi sonrisa...
pero no lo vuelva a hacer.
Mis labios y mi sonrisa tienen dueño...

No hay comentarios:

Publicar un comentario